Testimonios

Testimonios de nuestros alumnos

HILDA SÁNCHEZ. 5TA GENERACIÓN.

Estar en Oasis es un paso muy importante para iniciar el camino hacia el campo misionero. Significó lágrimas, esfuerzo, dedicación, responsabilidad, dificultad: pero al mismo tiempo fue alegría, bendición y el inicio de una vida marcada para llevar a Cristo a las naciones. Sin lugar a dudas haber estado en Oasis fue un regalo de Dios.

 

ERIKA AGUILAR. 5TA GENERACIÓN.

Es un lugar que marco mi vida para bien en muchas áreas. Confirmó mi llamado y me hizo ver en el proceso lo débil que soy sin Dios, y lo lejos que puedo llegar si permanezco en Su Presencia.

Trato con áreas de mi carácter que siempre creí que eran “parte de mí”. Cuando me di cuenta, Dios había empezado a reconstruir a la persona que desde un principio había visto en mí, y así como el barro en manos del alfarero, no ha dejado de moldearme.

Nunca dejaré de agradecerle por elegirme para esta grande y hermosa tarea.

“En Su pasión encuentro mi propósito”.

 

ISIDORO DÍAZ. 5TA GENERACIÓN.

Agradezco a Dios primeramente por está bendición. Para mí haber estado este tiempo aquí en la Escuela Oasis HGM fue un tiempo en donde día con día Dios marco mi vida, mi corazón y todo mi ser.

Fueron días donde Dios me mostró Su corazón y donde pude ver la necesidad que la gente tiene de conocer a Su Creador y el amor que tiene El Padre por sus hijos. Agradezco a Dios por todo y por todos, los que ahora forman parte de mi corazón, me da gozo y alegría saber que juntos podemos extender el Reino de Dios.

Mi oración a Dios es que cada día tengamos una actitud recta e integra delante de Él, y que más jóvenes tengan en su corazón ese fuego por las misiones, sabiendo y entendiendo que “la actitud es el 100% del éxito”. A Dios se al gloria.

 

WILFRIDO PÉREZ.

La escuela para mí fue de enorme bendición. Además de conocer más sobre misiones, aprendí mucho sobre las relaciones interpersonales al convivir con mis compañeros, Maestros y distintas personas. La clase de “el amor de Dios” fue muy clave para mi vida.

 

YESICA CHÁVEZ. (4ta Generación)

Como egresada de Oasis HGM puedo decir que el tiempo de preparación es muy completo y de excelencia. En esta etapa Dios me permitió aprender mucho en mi vida espiritual, mi relación con Dios, mi carácter y el ministerio en general.
Fue un tiempo que más que una experiencia, fue una vivencia, no fue un evento sino un proceso, el cual creo firmemente que Dios lo había dispuesto de antemano en Su Propósito para mí.

 

CINTHYA CLEMENT.

Mi entrenamiento en Oasis ha sido el parte aguas en un nuevo caminar con Jesucristo, un conocimiento mas amplio y verdadero de lo que en corazón de Dios hay hacia este mundo caído y Su creación. Aprendí la gama tan extensa de lo que significa MISIONES y la labor verdadera de un misionero. Mi llamado fue enfocado en este lugar a lo que realmente Dios quiere de mí y que papel voy a realizar en el campo misionero. Las personas que sirven en Oasis me ayudaron también a encontrar el camino de sanidad que Jesús nos da, y compartirlo con los que lo necesitan.

 

RICARDO CASTRO.

El llamado que Dios hace al hombre es solamente para conocerle a Él, para de esta manera nosotros lo demás a conocer a aquellos que no le conocen, pueden estar cerca de nosotros o a su vez muy lejos, con diferente idioma, diferente cultura, y la pregunta sigue siendo ¿quién lo hará?

Oasis HGM ha sido una herramienta muy valiosa que Dios me permitió tener. La decisión de ir a aquellos que están en oscuridad es nuestra cuando escuchamos la voz divina (Is. 6:8) y ser sensible a la necesidad de hombres y mujeres que dicen “pasa y ayúdanos” (Hch. 19:6).
En lo que respecta a mi llamado abrió más el panorama que traía, Dios quitó aquellas cosas que pueden estorbar al estar en determinado lugar. Oasis HGM es una escuela intensa que se preocupa de moldear el carácter que depende totalmente del Espíritu Santo y que su única regla es la Palabra de Dios. Oasis HGM significó un cambió de rumbo que altero mis sentidos, un lugar de descanso y fuerza en el Espíritu.

 

YUBIDITZA MONTAÑO.

Mi estancia en Oasis, más que un entrenamiento misionero fue un proceso de sanidad y crecimiento personal. Pude conocer a Dios de una forma que nunca antes lo había hecho y comprobar el amor tan inmenso que Él tiene para mí. Mi carácter fue moldeado, mi corazón sanado y encontré una libertad en cristo que por años había buscado.

En cuanto a misiones, descubrí todo lo que ello implica y sobre todo, que la motivación de nuestro corazón debe ser Dios y no la necesidad de la gente, o sea pasión por Dios y después pasión por las almas. El entrenamiento te prepara para cualquier situación en la que te puedas encontrar en el campo y realmente te hace apto para las misiones, porque te acerca a Dios, quién es Él único que te puede sostener.

 

NATALI TORRES.

Mi estancia en Oasis fue el cambio de mi vida porque aprendí a escuchar y conocer a Dios verdaderamente, aunque yo venía con otra perspectiva de la Escuela sobre las misiones, me gusto el enfoque que hubo también en otros aspectos, como ver mi propio carácter y aprender a controlarlo, que misiones se trabaja en equipo con tu iglesia, también el estar aquí me ayudo a ver mas allá, lo que Dios quería para mi vida, confirmar mi llamado, que me llevaría por procesos pero al final Su Perfecta Voluntad se cumplirá en mí. “Esta es la aventura más loca de mi vida, y sólo es el comienzo…”

 

HÉCTOR CORTÉS (1 GENERACIÓN).

 En Oasis HGM encontré la oportunidad de tener un tiempo de acercamiento a Dios lo cual me llevó a buscarlo con intensidad y descubrir Su corazón y aquello por lo que late fuertemente : las almas, en pocas palabras capture Su corazón y capte lo que había en él. Me proveyó Oasis de las herramientas necesarias para como misionero hacer un trabajo digno del Rey, aprendí a trabajar en equipo como el Cuerpo de Cristo que somos y El Espíritu Santo trabajó moldeando mi vida y mi carácter cada día. Hoy recomiendo a Oasis HGM como un lugar donde tu vida será retada a dar todo por Jesucristo y la visión será ampliada al conocer los planes de Dios para tu vida. Capacitación, integridad, liderazgo, un cuidado para el candidato a misionero en todas las áreas resumen el trabajo que realiza Oasis. Si tienes el llamado de Dios y estás dispuesto a ser un radical por Él, Oasis HGM es el lugar preparado para ti, ¡no esperes más!!!!.

 

LORENA MEDINA (1ERA GENERACIÓN).

Mi estancia en Oasis HGM representó un encuentro con mi destino, ahí fue confirmado mi llamado a las misiones, Dios me habló claramente sobre el lugar donde he de trabajar para Él, así como lo que estaré desempeñando, En sí todo ha sido tan claro que ahora que he empezado a caminar en esa visión, he visto el respaldo y la previsión de Dios…

 

Inscríbete Ahora y Obedece al llamado de Dios para tu vida !!