Retos

En OASIS HGM buscamos que el candidato a misionero vaya lo mejor preparado al campo. Para este fin, durante el entrenamiento recreamos algunas situaciones a las que ya se han enfrentado algunos misioneros. Por ejemplo: tomamos situaciones de lugares como la India, África y tratamos de vivirlas por determinado tiempo. Al trabajar en equipo, se deberán ayudar todos los estudiantes a salir delante de estas situaciones, no hay lugar para individualidades, si falla uno fallan todos. El campo misionero es real y es mejor ir preparados para lo que nos podamos enfrentar.

Después de regresar del viaje de inmersión cultural a una de las etnias en el país, uno de los primeros comentarios que recibimos es “gracias por los retos, es increíble como nos ayudaron, no fue tan difícil después de haberlos vivido en la escuela.”

Otro de los propósitos con los cuales estos retos son parte de nuestro entrenamiento es probar la “actitud “de cada candidato durante el mismo. No es solo pasar una situación o condición adversa, sino traer la actitud de gozo cuando estas se presentan, el apóstol Pablo en su carta a los Filipenses, pudo escribir “gozaos y alegraos en el Señor siempre”, siendo escrita esta carta cuando se hallaba encarcelado, pero nos dio una gran enseñanza en cuanto a la actitud de “gozo” que debe tener el misionero

No es solo capacitación transcultural, buscamos que el obrero en el campo pueda tener la actitud correcta, por el bien de la obra, de su equipo, y que el fin de extender el Reino de Dios entre los no alcanzados sea cumplido de la mejor forma.